Un quirófano es un entorno complejo y, en muchos casos, estresante para los profesionales que trabajan en él. Las operaciones quirúrgicas pueden llegar a ser procedimientos muy largos y complejos (pensemos en un trasplante, por ejemplo) que someten a todo el personal sanitario a un alto grado de presión, ya que la vida de la persona que está siendo operada está en juego. Las bombas de infusión en quirófano juegan un papel fundamental en el entramado tecnológico que rodea a una operación quirúrgica, especialmente en la inducción y mantenimiento de la anestesia total intravenosa (TIVA), pero también en la administración de medicación necesaria para el paciente mientras está en el quirófano.

Las bombas de infusión inteligentes o ‘smart pumps’ han supuesto un sustancial paso adelante en la tecnología de infusión en quirófano, proporcionando funciones y herramientas que eran poco más que ciencia-ficción hace algunos años. Gracias a los modelos farmacocinéticos TCI ya no es necesario que el anestesista realice complicados cálculos para ajustar la dosis de los fármacos que está utilizando en cada momento, ya que la propia bomba se encarga de ello.

Sin embargo, la alta tecnología no siempre es fácil de manejar. Muchas bombas de infusión en el mercado requieren de procesos de aprendizaje largos y son poco intuitivas en su manejo, algo que se complica más cuando se manejan modelos diferentes de fabricantes distintos.

La solución de arcomed para la infusión en quirófano: Tecnología puntera combinada con la máxima simplicidad de uso.

En arcomed llevamos décadas colaborando estrechamente con los profesionales sanitarios en hospitales de todo el mundo. Somos una empresa global dedicada exclusivamente a la tecnología de infusión, y sabemos que nadie mejor que el usuario de nuestras bombas puede orientarnos para hacerlas cada día mejores, más eficaces y más útiles. Escuchamos las demandas de los médicos y personal de enfermería e incorporamos sus sugerencias a nuestros productos.

La serie Chroma de arcomed es una buena muestra de la eficacia de esta colaboración. La comunicación inalámbrica entre bombas permite no tener que volver a introducir los datos biométricos del paciente (por ejemplo, el índice de masa corporal, edad, peso, etc) cuando se combinan dos bombas para un mismo paciente, al tiempo que prescinde de cables de conexión. Incorporamos los modelos farmacocinéticos TCI más avanzados, algunos de ellos en exclusiva como el modelo Cortínez-Sepúlveda para el uso de propofol en pacientes obesos.

Al mismo tiempo, sabemos que los entornos complejos como la infusión en quirófano requieren de soluciones simples que ahorren tiempo y faciliten el trabajo. Nuestras bombas Chroma incorporan una gran pantalla táctil en color de alto contraste, lo que facilita la visibilidad. Estas pantallas han sido diseñadas para ser manejadas con guantes quirúrgicos, incluso si éstos están húmedos. Además, hemos sustituido el tradicional sistema de navegación por menús, de manejo lento, por un sistema basado en iconos con una pantalla de inicio personalizable, exactamente igual que se puede hacer en un smartphone o una tablet. Esto permite un ahorro de tiempo fundamental, ya que se puede activar la función deseada con un solo toque del dedo. Así de sencillo.

Además, las bombas de jeringa incorporan sistemas de carga e inicio rápido de la infusión, permiten programar dos bombas en “modo relevo” para que en ningún momento el paciente deje de recibir el fármaco (una bomba toma el relevo cuando la jeringa de otra se agota).

Todos estos avances en la infusión en quirófano son fruto de nuestra continua inversión en investigación y desarrollo, siempre de la mano de los profesionales que las utilizan. Simplicidad, precisión y tecnología 100% hecha en Suiza. Bienvenidos al mundo de arcomed.