Las bombas de infusión son el uno de los aparatos más utilizados en los hospitales. Dadas estas circunstancias, cualquier ventaja de una bomba de infusión sobre otra puede resultar determinante, no sólo por el mayor confort del paciente o los sistemas de seguridad que incorpore, sino también por los ahorros de tiempo que implica.

Analicemos dos factores que, en principio, podrían no parecer muy importantes pero que sí lo son: la facilidad de navegación entre las diferentes opciones de las bombas de infusión (determinación del flujo de infusión y del volumen a infundir, búsqueda en bibliotecas de fármacos, entrada de datos en modelos farmacocinéticos, etc.) y el inicio rápido de la infusión.

Manejo mediante navegación en menús vs. Manejo mediante iconos

La mayoría de bombas de infusión del mercado siguen utilizando pantallas monocromo, de reducido tamaño y no táctiles. Esto significa tiempo extra, ya que la navegación debe realizarse mediante menús. Cualquiera que tenga un smartphone (es decir, la inmensa mayoría de nosotros) recuerda la época en la que los teléfonos móviles no tenían pantalla táctil. Existían terminales de gama alta con teclados muy grandes (como las BlackBerry) que permitían el acceso a muchas funciones distintas, pero su navegabilidad era compleja y había que acostumbrarse a su uso. Es decir, eran poco intuitivos. Por eso ese tipo de teléfonos han desaparecido prácticamente del mercado, desplazados por los smartphones con interfaz mediante pantallas táctiles en las que la navegación se realiza a través de iconos y con un solo toque del dedo.

Las bombas de infusión Chroma de arcomed siguen ese mismo principio. ¿Por qué perder tiempo navegando por menús cuando podemos acceder a la función que nos interesa con un solo toque? En la era de las pantallas táctiles, la navegación mediante menús es un recuerdo de tiempos pasados. Si además la pantalla es más grande que la de otras bombas de infusión, es en color de alto contraste (y por tanto de alta visibilidad incluso a distancia) y puede utilizarse incluso con guantes quirúrgicos húmedos, las ventajas son evidentes. Más sencillo y más intuitivo significa llegar más rápidamente a la función deseada.

Inicio rápido de la infusión

El inicio rápido de la infusión de las bombas volumétricas Chroma de arcomed es una característica de la que estamos especialmente orgullosos, ya que responde a una demanda del personal sanitario con el que trabajamos en estrecha colaboración. Hemos invertido mucho tiempo de investigación y desarrollo para conseguir una bomba volumétrica que sólo tarda 15 segundos en iniciar la infusión desde el momento en el que se inserta el sistema hasta que ésta empieza de forma efectiva. Las bombas de nuestros principales competidores tardan 45 segundos en hacer lo mismo, es decir, 3 veces más tiempo.

El inicio rápido de la infusión es clave por dos motivos:

  1. En pacientes críticos ingresados en UCI, iniciar la infusión del tratamiento puede ser un factor clave.
  2. El ahorro de tiempo gracias al inicio rápido de la infusión genera un importante ahorro de costes. Teniendo en cuenta que los recursos de personal de un hospital son siempre limitados, tomemos un ejemplo para cuantificar este ahorro. Imaginemos un hospital que dispone de 250 bombas de infusión volumétricas, y que cada una se inicia 10 veces al día. Si ahorramos 30 segundos en cada inicio, esto supone 300 segundos diarios por cada bomba. 300 segundos x 250 bombas=75.000 segundos diarios (20,8 horas). Si multiplicamos esto por 365 días, obtenemos un ahorro de 7.592 horas de trabajo/año. O lo que es lo mismo, 949 jornadas completas de trabajo.

Si a estos aspectos le añadimos el menor tiempo de aprendizaje tanto por su facilidad de manejo como por el hecho de que la misma bomba arcomed puede ser utilizada en todas las áreas del hospital, además de todas sus características tecnológicas y sus sistemas exclusivos de reducción de errores como la codificación de fármacos por colores, veremos que el ahorro económico que supone la incorporación de las bombas arcomed no es en absoluto desdeñable, lo que nos convierte no sólo en pioneros en lo referente a tecnologías de infusión, sino también en la optimización del coste-beneficio.