Las bombas de infusión intravenosa están presentes en prácticamente todas las áreas de un hospital, aunque sus usos y particularidades pueden ser diferentes. Esto incluye, obviamente, al bloque quirúrgico.

Además de para los procedimientos de anestesia total intravenosa (TIVA) en los que las bombas funcionan en modo de dosificación en µg/kg/min o mg/kg/h, o en modo TCI (infusión controlada por objetivo), durante un procedimiento quirúrgico es habitual que el paciente deba recibir otras medicaciones por vía intravenosa, bien derivadas de la propia naturaleza de la operación (por ejemplo, electrolitos para asegurar un correcto balance de fluidos, o medicación para controlar las constantes vitales y mantener estabilizado al paciente durante la intervención) como por las patologías adicionales que dicho paciente pueda presentar y que requieran de una infusión contínua e ininterrumpida incluso durante procedimiento quirúrgico. Además, en determinados casos el equipo de anestesia puede requerir la infusión de bolos de forma manual si se presentan complicaciones hemodinámicas.

Todo esto implica, en un esquema tradicional de múltiples bombas de diferentes fabricantes para distintas funciones, que en el propio quirófano o en sus proximidades se cuente con un importante número de bombas preparadas para cada necesidad.

En el caso de las bombas de infusión arcomed, nuestra tecnología avanzada y nuestra filosofía Todo en Uno pueden hacer que las cosas sean mucho más sencillas.

¿Qué ventajas ofrece arcomed en la infusión intravenosa intraoperatoria?

Cuando un paciente está sometido a una operación quirúrgica y surge una complicación que requiere de infusión intravenosa, el tiempo es un factor determinante. Las bombas de infusión Chroma de arcomed ofrecen, en este sentido, ventajas significativas que implican ahorros de tiempo:

  • Pantalla táctil con navegación mediante iconos en lugar de menús, con la posibilidad de establecer accesos directos a las funciones más necesarias. Se puede llegar a la función deseada con un solo toque.
  • Las pantallas táctiles de las bombas Chroma están diseñadas para permitir su uso con guantes, incluso si éstos están húmedos.
  • Inicio rápido de la infusión, con reconocimiento automático de marca y tamaño de jeringa (en caso de bombas de jeringa).
  • Bibliotecas de fármacos, de fácil acceso mediante iconos, con la posibilidad de disponer de límites de seguridad.
  • Comunicación inalámbrica entre bombas, lo que permite que los parámetros físicos del paciente sólo tengan que introducirse una vez.
  • Selección rápida de perfil de área clínica . Con un solo toque la bomba puede cambiar de modo de infusión intravenosa si es necesario.
  • Modo relevo. La comunicación inalámbrica permite que dos bombas se alternen en “modo relevo”, de tal modo que cuando la medicación se está agotando en una de ellas, la otra tome automáticamente el relevo y el paciente no sufra el efecto de interrupciones en la administración de fármacos.

Además, la versatilidad de las bombas arcomed evita tener que contar con un elevado número de bombas de reserva. Una bomba volumétrica y otra de jeringa pueden asumir cualquier función que se les requiera de forma rápida y segura.

En arcomed estamos firmemente comprometidos con la simplicidad. Creemos que la tecnología no debe hacer que las cosas sean más complicadas o más lentas, sino todo lo contrario. Nuestras bombas Chroma son una muestra palpable de ello.