Garantizar la seguridad del paciente es el objetivo prioritario de cualquier hospital. Estamos en un entorno en el que cualquier error puede tener consecuencias muy serias para el paciente hospitalizado. De hecho, según un estudio realizado por investigadores del hospital John Hopkins publicado en el British Medical Journal, en Estados Unidos los errores en la medicación son la tercera causa de muerte entre la población, tras el cáncer y las enfermedades cardiovasculares.

Por ello es crucial que el paciente reciba siempre la medicación que necesita siguiendo el patrón que denominamos “de las 5 C”: Paciente correcto, medicación correcta, dosis correcta, momento correcto, vía correcta.

UniQueCONCEPT™, el revolucionario sistema de gestión de datos de infusión (IDMS)

Un aspecto fundamental en la seguridad del paciente, siguiendo el principio antes mencionado, es disponer en tiempo real de datos de infusión de forma centralizada, de tal manera que el personal a cargo del control en, por ejemplo, una UCI, pueda saber en todo momento qué medicación está recibiendo cada paciente y si hay alguna alarma que debe ser atendida de inmediato.

Para ello, hemos desarrollado UniQueCONCEPT™ , un sistema de gestión bidireccional de datos de infusión (IDMS) que permite disponer de todos los datos de las diferentes bombas desde un puesto de control. Las bombas arcomed no sólo proporcionan información remota, sino que también pueden recibir información de la misma manera. Todo ello en tiempo real y de forma ágil, sin esperas ni desplazamientos que pueden restar un tiempo muy valioso para la vida de un paciente en estado crítico.

La disponibilidad de los datos de forma centralizada permite la toma rápida de decisiones y la ejecución de las mismas cuando cada segundo cuenta.

Closed Loop of Medication: Menos errores, más seguridad

La reducción de errores en la medicación es otro de los aspectos críticos en la gestión hospitalaria. Los errores pueden costar vidas, por ello es fundamental minimizarlos,además de proporcionar mayor seguridad jurídica al hospital y su personal.

La solución es utilizar un bucle cerrado para la medicación (Closed Loop of Medication) que, utilizando la última tecnología, permita tener el máximo control sobre qué medicación se administra a cada paciente. Este bucle cerrado está basado en los siguientes principios:

  • Receta electrónica del médico, que cumpla los criterios de las 5 C.
  • Generación de códigos de barras y etiquetado por colores en la preparación de la medicación.
  • Preparación de la bomba y pre-configuración automatizada de la infusión de acuerdo con el etiquetado.
  • Control visual de la bolsa con medicación, de la jeringa y de la bomba. El personal debe verificar que se cumplen las 5 C especificadas en la receta del médico.
  • Inicio manual de la infusión..

Todo ello puede ser monitorizado mediante el IDMS, asegurándose en todo momento de que no existen errores.

En arcomed llevamos décadas dedicados enteramente a la tecnología de infusión. Como líderes en este campo, sabemos que la seguridad del paciente está por encima de todo. Por ello, trabajamos continuamente para ofrecer a los hospitales tecnología de vanguardia que proporcione tranquilidad tanto al paciente como al personal encargado de su cuidado y tratamiento.