El área de neonatología es especialmente compleja en muchos aspectos clínicos, y la infusión intravenosa en neonatología es uno de ellos. Tanto si se trata de prematuros como de recién nacidos, son muchas las patologías que pueden requerir la administración intravenosa de medicación.

En neonatos es complicado encontrar venas del calibre mínimo adecuado para realizar una infusión intravenosa efectiva. Las vías venosas más utilizadas son las del dorso de las manos, pies y cuero cabelludo. Sin embargo, las vías periféricas en este tipo de pacientes tienen una vida muy corta, por lo que en tratamientos prolongados se suele preferir la canalización de vías centrales, que evitan múltiples punciones al recién nacido.

Para la canalización de una vía central en neonatología era común utilizar la vía umbilical, aunque cada vez más frecuentemente se está utilizando el catéter central de inserción periférica (PICC), dadas las ventajas que ofrece en cuanto a permanencia y la menor incidencia de complicaciones. La inserción de este tipo de catéter en neonatología se realiza por personal de enfermería especializado y normalmente se confirma la ubicación correcta mediante rayos X.

Las bombas de infusión están altamente recomendadas en todas las guías clínicas para administrar fármacos por vía intravenosa en neonatología, dada la complejidad especial del cálculo de las dosis en este tipo de pacientes, al ser éstas dependientes del peso corporal.

Las bombas de infusión arcomed en neonatología.

Las bombas de infusión intravenosa en neonatología deben estar adaptadas a los requerimientos del área. Un aspecto fundamental es la capacidad de ajuste preciso del límite de oclusión. Las bombas arcomed Chroma permiten ajustar el límite de oclusión entre 1 mBar y 1.000 mBar (o entre 1 mmHg y 1.000 mmHg) en saltos de 1 sola unidad, mientras que otras bombas del mercado permiten ajustarlo solamente en 10 saltos, siendo el mínimo un valor de 175 mBar. Esto aporta una alta precisión que es muy valorada por los profesionales de neonatología.

Si a esto unimos la sencillez de uso de nuestras bombas, con una pantalla táctil en color de alto contraste que permite el acceso a las diferentes funciones mediante iconos en lugar de la navegación por menús, las avanzadas funciones de reducción de errores de medicación (como la codificación de fármacos por colores) y su reducido tamaño y peso, las bombas de infusión arcomed Chroma son la elección ideal para el área de neonatología.

En arcomed desarrollamos nuestras bombas en estrecha colaboración con los profesionales clínicos, ofreciéndoles soluciones adaptadas a cada necesidad sin tener que cambiar de dispositivo, con la fiabilidad, precisión y calidad hechas en Suiza que han hecho de nosotros un referente en tecnología de infusión a nivel mundial.

Bienvenido al mundo de arcomed. El futuro de la infusión, aquí y ahora.